Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
Publicidad
.

Publicidad

4 cosas que te podían pasar en Semana Santa según nuestros abuelos

www.semanasanta-2016.es
Trujillo se ha caracterizado por ser un estado de “buenas costumbres”. Los mitos que presentaremos a continuación, nacen con la necesidad de brindar reverencia  a la semana en que murió el hijo de Dios. Quizás, estos cuentos fantásticos servían para preservar el respeto a la semana mayor.

Si se bañan, se vuelven peces

elhoimleafar.blogspot.com
¿Ir al río o la playa en Semana Santa? ¡No, qué va! En el Trujillo de inicios del siglo XX, esto era un pecado grave que era cobrado por Dios convirtiéndote en un ser del mar.

Es curioso pensar que a nuestros abuelos, sus padres les obligaban a bañarse el miércoles santo y sólo podían asearse hasta el lunes siguiente a la resurrección del hijo de Dios.La práctica era muy común en los Andes venezolanos y se creía que quien no lo hiciera, tendría su piel  llena de escamas el resto de su vida, tal cual como un pez.

El que come, carne se come a Cristo

www.lapatilla.com
Para las zonas que no tienen costas, Semana Santa es la temporada donde más se consume pescado.

¿La razón? La carne roja representa la crucifixión y aunque la iglesia católica en reiteradas ocasiones ha dicho que no hay impedimento religioso para el consumo de res en la semana mayor, los trujillanos guardaban mucho celo con esta tradición.

Tanto celo, que luego de cien años se sigue respetando (en medida) esta tradición ancestral.

Si silbas, te lleva el Silbón

www.youtube.com
Si hay algo que caracterizaba a los trujillanos, era la creencia en cuentos de camino.

Son innumerables las leyendas que podemos encontrar a lo largo y ancho de la tierra de santos y sabios. La historia del silbón es una de ellas, y aunque este ser terrorífico no es de nuestro estado, nuestros tatarabuelos pensaban que si silbabas o hacía un tipo de ruido parecido él llegaría desde los Llanos.

No se sabría a dónde te llevaría ni qué haría. Lo mejor que se podía hacer era mantener la boca cerrada para mantener al señor que silba lejos de nosotros.

La leña se corta antes de Semana Santa o si no…

respaldodelcielo.blogspot.com
El hachero llegaría a tu puerta, nada más espantoso que esto. Si cantabas o reías, llorabas, no comías, e incluso si te portabas mal o te bañabas, el hachero vendría por ti.

A ciencia cierta no se sabe dónde comenzó la leyenda, pero en las zonas bajas de Trujillo era el ser más representativo de todos, uno que llenaba de miedo a todos los niños.

Las creencias de los andinos es una forma de expresar la extensa y rica cultura que esconden las tierras de santos y sabios.


Trujillo Digital TV

Loading...