Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
Publicidad
.

Publicidad

Un Clausura para el olvido


El Trujillanos F.C terminó en la posición número 16 de la tabla de clasificación. Quedó fuera del octogonal final, pero mantuvo la categoría de Primera División

Desastroso por donde se mire, fue el campeonato realizado por el Trujillanos F.C en el segundo semestre del año. Tras disputar la Copa Libertadores de América y conseguir en ella 4 puntos históricos, la afición esperaba un buen rendimiento de “Los Guerreros de la Montaña”, pero la ineficiente directiva que dirige al equipo, como de costumbre, no gestionó de la mejor manera y la inversión no se notó en ningún lado.

Desde el final del torneo pasado (Apertura 2016) los seguidores del “Amarillo y Marrón” pedían a gritos algunos refuerzos. Un portero y un defensa central eran la prioridad para muchos, sin embargo Leandro Díaz y Héctor Pérez, guardametas del equipo, siguieron siendo los encargados de defender la arquería trujillana. Defensas sí llegaron, Davidson Flores y Leonardo Bracho, sí, pero ninguno de los dos con el nivel que se exigía, al tomar en cuenta la inyección de Dólares que recibió el equipo por su participación en el certamen internacional.

Otros jugadores que llegaron a “reforzar” al Trujillanos F.C fueron: Yorwin Lobo, Rolando Batista (panameño) y Otoniel Espinoza (colombiano).

Con esas altas, el equipo arrancó el Clausura 2016 bajo el mandato del Director Técnico, Jesús “Tute” Valiente. Una victoria a domicilio fue el resultado del primer partido del torneo. En Cabudare el Deportivo Lara perdió 1-2 frente al poderío trujillano. Pero al debutar en casa la historia fue otra.

En la jornada 2 del campeonato Trujillanos F.C no pudo ante Estudiantes de Caracas y el equipo capitalino terminó llevándose una victoria de 2-3 en el “Cementerio de los Grandes”. Los de Valera no lograron retomar el camino de los 3 puntos en los partidos posteriores, y poco a poco se fue acabando la paciencia de los aficionados.

La gota que derramó el vaso

La intervención de La Tribu Guerrera al campo sucedió durante el 1er tiempo
Gráfica: zonaaurimarron.blogspot.com

Trujillanos F.C no conseguía la victoria, y mientras tanto seguían transcurriendo las jornadas del futbol venezolano. El punto culminante de la decepción fecha tras fecha llegó en la Jornada 6, durante el partido entre Trujillanos F.C y Caracas F.C.

“Los Rojos del Ávila” jugaban a placer, y el resultado de 0-3 reflejaba impotencia tanto en el rostro de los jugadores como en el de los espectadores. Estos últimos se levantaron de sus asientos e ingresaron al terreno de juego para gritarle a cada jugador que sudara la camiseta y a los extranjeros que sintieran los colores del equipo.

De manera inmediata el hecho no tuvo grandes repercusiones en la institución, pues el partido culminó en derrota 1-5 y al entrevistar a Jesús Valiente sobre su posible renuncia, dijo: “renunciar nunca ha pasado por mi cabeza”.

La sepultura fue en Aragua

El récord de Jesús "Tute" Valiente: 7 PJ. 1 V, 2 E, 4 D

Los primeros días de la semana siguiente al domingo en que Trujillanos F.C perdió con Caracas F.C se esperaba el anuncio de la destitución de Valiente, sin embargo transcurrieron los días y la noticia no llegó. Lo que si llegó fue el fin de semana y “Los Guerreros de la Montaña” viajaron a Maracay para disputar la fecha 7 del Clausura frente al Aragua F.C, aún bajo el mandato de “Tute” Valiente.

Como era de esperarse, el Trujillanos F.C no tuvo ideas claras, no se encontraba en su mejor momento y sin cambio de técnico era muy difícil que despertara el equipo de la noche a la mañana. Aragua F.C se impuso 2-0, cifras que por fin preocuparon a la directiva y que desembocaron en la destitución del Director Técnico.

Una nueva cara

Darío Martínez asume las riendas del Trujillanos F.C por segunda ocasión en su carrera
Gráfica: Facebook oficial de Trujillanos F.C

Con la llegada de Darío Martínez al banco del “Amarillo y Marrón” se logró ver una nueva actitud en los jugadores del equipo. El debut del nuevo D.T fue en Maracaibo frente al Zulia F.C, un partido que finalizó en empate 1-1. Resultado que dejó, para el momento, un buen sabor de boca ya que el Zulia F.C estaba invicto para esa fecha y nuestro extranjero James Cabezas se reencontraba con el gol.

El estreno en casa de Darío Martínez fue un duelo en el cual los reflectores estaban sobre ambos estrategas. En el técnico de casa porque era su debut en el estadio “José Alberto Pérez” y en el de la visita porque regresaba a Valera el antiguo Director Técnico del Trujillanos F.C, Horacio Matuszyczk.

Trujillanos F.C doblegó al Portuguesa F.C con marcador de 3-2. Darío Martínez seguía convenciendo y con la derrota de Horacio Matuszyczk, en suelo trujillano, más de una persona se retiró del estadio con una sonrisa.

Por partida doble

El equipo necesitó postergar un partido para terminar de recuperarse psicológicamente del robo
Gráfica: @trufc

Luego de la victoria ante Portuguesa F.C, el “Amarillo y Marrón” navegó entre resultados favorables, aceptables y hasta positivos, según la apreciación de cada quien. Empate frente al Deportivo La Guaira, empate también en la capital vs Atlético Venezuela y victoria en Valera contra Ureña SC, pero la alegría se esfumó de manera tanto deportiva como extradeportiva.

Un viaje a Maturín acabó con el buen momento en el que transitaba Trujillanos F.C. Primero fue la derrota en el “Monumental de Maturín” ante Monagas SC y luego vino el sufrimiento en el camino de regreso…

Tras la derrota el equipo regresaba a Trujillo, pero en Boca de Uchire, estado Anzoátegui, fueron víctimas de un robo. Seis asaltantes abordaron el autobús del Trujillanos F.C y tomaron posesión de objetos personales de jugadores, cuerpo técnico, choferes y jefe de prensa del equipo. Así como también balones, uniformes, entre otros. El hecho ocurrió aproximadamente a las 2:35 a.m.

Se miró de reojo

Las jornadas siguientes al desafortunado hecho no fueron de lo mejor para el Trujillanos F.C.  Una derrota ante Carabobo F.C en Valencia y un empate en Valera frente al Deportivo Anzoátegui conllevaron a que Trujillanos F.C se ubicara en la posición N° 19 del torneo Clausura. Situación que preocupó a muchos por un posible descenso a segunda división, y más aun, tras empatar en Valera contra el colista de la tabla para ese momento, Petare F.C.

Sin final feliz

W. Vivas fue herido en la disputa sostenida contra la Policía Regional de Maracaibo
Gráfica: Rafael Araujo (Meridiano.com.ve)

A pesar de conseguir una victoria en casa sobre Zamora F.C, nuestros guerreros no pudieron vivir un final feliz. La meta era el octogonal final, y el equipo quedó fuera de ese selecto grupo. Además, la historia terminó mal tanto en la última visita como en el último juego en casa.

Primero fue el 3-0 en Maracaibo propinado por JBL Zulia, partido en el cual fue expulsado el capitán aurimarrón Luiryi Erazo. Este se negó a retirarse del campo, hecho que causó la intervención de la Policía Regional de Maracaibo y tras disputas verbales y físicas entre jugadores y funcionarios el percance culminó con detonaciones de perdigón.

­­Y en casa, nuevamente la derrota se hizo presente. Esta vez con marcador de 1-3 a favor de Estudiantes de Mérida. Resultado que provocó el rompimiento del record que acarreaba el D.T Darío Martínez, 31 partidos consecutivos sin perder en condición de local con el Trujillanos F.C (racha que toma en cuenta su anterior etapa como D.T aurimarrón).

Cupos desperdiciados

La señal de "silencio" no calló a nadie. Las críticas hacia Otoniel Espinoza continuaron

En el torneo venezolano cada equipo tiene la posibilidad de contar en su plantilla con tres jugadores foráneos, por lógica estos cupos son aprovechados al máximo mediante buenas inversiones, pero en el caso del Trujillanos F.C no fue así.

James Cabezas (colombiano) ya estaba en el equipo para el inicio del Clausura 2016, su rendimiento venia decayendo pero en el pasado semestre alcanzó el punto más crítico al anotar solamente un gol (desde el punto penal) en todo el torneo. Tanto así que tras finalizar el campeonato, son muy pocos los aficionados que aun desean darle una oportunidad, y muchos los que piden que se marche a otro equipo. Bajo este escenario, parece que han pasado muchos años desde aquel: “¡James! ¡James!” escuchado en el estadio para alentar al jugador que contribuyó enormemente a que “Los Guerreros de la Montaña” consiguiesen el titulo del Apertura 2014.

Otoniel Espinoza (colombiano) se incorporó al equipo para el inicio del segundo semestre del año. Desde su llegada solo se le mencionó en críticas, pues el jugador, a pesar de ser delantero, no conseguía anotar. Su primer tanto lo hizo en la fecha 6, y para desgracia de él, Trujillanos F.C perdía 0-4 al momento de llegar el gol. Luego transcurrieron 5 jornadas más sin que el extranjero apareciera en el marcador, dos goles más anotó y ese fue todo su rendimiento en la campaña.

Rolando Batista (panameño) al igual que Espinoza, fue “refuerzo” para el Clausura 2016. El jugador nunca mostró estar a la altura de lo que se le exigía y terminó adueñándose del banquillo de suplentes. Incluso, hubo fechas en las que ni siquiera estuvo convocado. Así como llegó, se fue. Junto a Leonardo Bracho fue el primer jugador en ser anunciado baja en el equipo guerrero.

De los 23 goles que realizó Trujillanos F.C en la temporada, solo 4 fueron producto de los extranjeros. Cifra que definitivamente deja muy claro el mal rendimiento de los foráneos.

Sosa sin gol

El volante ofensivo aportó buen juego durante todo el torneo, pero nunca estuvo en el marcador
Gráfica: clasicodelfutbol.net

Sorprendentemente la sequía del volante, Carlos Sosa, se mantuvo hasta el final del torneo. Es verdad que el jugador no está para anotar los goles, sino para generarlos, sin embargo sus habituales remates desde larga distancia más de una vez han terminado en el fondo de la red. Pero esta vez no hubo suerte para el de Carora. Ni un solo gol aportó Sosa en el campeonato, no obstante su juego creativo sí estuvo presente en cada compromiso.

A sentir vergüenza

Ojalá que la directiva por fin tome conciencia que su mala gestión puede causar graves daños en el “Amarillo y Marrón”. Actualmente, el equipo que fue campeón del país a finales del 2014 y representante de Venezuela en la Copa Libertadores a principios de este año, no cuenta con una buena estructura para competir en el torneo nacional.

A diferencia de años anteriores, en los cuales el equipo era desarmado por venta de jugadores, ahora debe ser desmantelado por los propios directivos, si es que quieren permanecer en la primera división del futbol venezolano. Expertos dicen que al menos 9 jugadores deben irse del Trujillanos F.C, sin contar los 2 que ya fueron despedidos. Una renovación total anhelan los fanáticos. Y todos esperamos que la directiva no haga caso omiso a esos deseos.

Sabemos que otra Libertadores parece estar muy lejos, no se pide eso. Se pide sencillamente que las Altas para el próximo año de verdad alegren y motiven al aficionado a asistir al estadio.

Dicen que de las crisis nacen las oportunidades de desarrollo. ¡Vamos Trujillanos! En el 2017 grandes cosas te esperan.


Trujillo Digital TV

Loading...