Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
Publicidad
.

Publicidad

7 datos que debes saber sobre el maestro Laudelino Mejías

Foto: Trujillo a través del tiempo.

La crítica europea lo aclamó por su vals “Trujillo”, su famoso “Conticinio” lo llevó al panteón de los grandes de la música nacional. Infinidad de premios acompañaron al maestro que huérfano y sin poder mover parte izquierda de su cuerpo siguió su lucha por lograr inmortalizar el lugar que amó y lo vio nacer: Su Trujillo.

Su nacimiento

Trujillo en el año 1929/Foto Cortesía:  César Berríos

El músico y compositor venezolano nació en la capital del Estado en el año 1893. Mejías sentía un profundo amor por la tierra que la vio nacer y a ella ofreció sus mejores letras y recitales.

El maestro quedó huérfano a temprana edad, esto no le impidió trabajar sin descanso por lograr encontrar su pasión, sería la música que lo cobijaría como madre.

Tuvo grandes oportunidades para especializarse fuera de Venezuela, pero rechazó todas estas para cuidar a su abuela, la mujer que se hizo cargo de él desde su niñez.

Su vocación docente

Alirio Díaz fue uno de su alumnos.
Foto: www.aliriodiaz.org
En su libro La música trujillana: historias, caminos y pasiones, el cronista de la ciudad  de Valera Luis González expone que existe cierta posibilidad que el maestro Mejías pudiera encontrar su vocación como docente a través del clérigo Esteban Razquín, creador de la música del himno del estado Trujillo.

Lo cierto es que uno de los grandes discípulos de Laudelino Mejías fue el maestro Alirio Díaz en su paso por Trujillo.


Díaz fue uno de los guitarristas venezolanos más laureados y reconocidos a nivel mundial.

Una enfermedad amenaza su talento

En 1926 un espasmo cerebral amenaza con llevarlo a las sombras de la muerte.

La enfermedad le deja secuelas incurables nos relata el cronista de Valera. La paralización del lado izquierdo e inutilización definitiva del cordial y el índice de la mano.

De esto diría: “He perdido la mano izquierda;  me queda la derecha. Con ésta empuñaré la batuta y la pluma. ¡Puedo seguir luchando!

Luchó incansablemente por el presupuesto de la banda del Estado

Los cambios de gobierno ponían en jaque el presupuesto de la banda del Estado.

 El maestro Mejías siempre estuvo en pie de lucha ante los presidentes del Estado (actualmente Gobernador) ya que varios consideraron que existían otros temas más importantes que solventar.

Marcha al estado Bolívar donde transforma la banda de aquella jurisdicción del sur de Venezuela, recibiendo elogios y aplausos incluso de las altas jerarquías gubernamentales y religiosas de aquel entonces.

Su vals a Trujillo

“Trujillo” intentaba mostrar a través de la música los aspectos más representativos de su tierra natal. Fue así que preparó el vals que tuvo el elogio de toda la crítica de aquel entonces.

Con “Trujillo” Laudelino Mejías logró la distinción de Maestro Académico Honoris Causa de la Academia Mundial de Artistas y Profesionales de Roma. Los miembros recibieron con vivos elogios el vals.

El músicólogo alemán Armin Fett dijo del vals “ideal para una gran banda formada con instrumentos de viento”. Europa celebró las notas sublimes que creó Mejías para su Trujillo.

Su famoso “Contincinio”

Partitura de Conticinio
Foto: Score Exchange
Laudelino Mejías logró fama internacional con su vals “Conticinio”, una pieza que compuso en su estadía en Valera en el año 1923. El cronista González en su libro nos dice: “Una noche quedó ensimismado, evocando desde Valera la majestuosa serenidad de la luna de la Quebrada de los Cedros, que desde su niñez le había servido de refugio para sus disquisiciones artísticas; creyó escuchar en medio de esta evocación como otras veces, las sencillas notas musicales que se desprenden de las aguas como un himno permanente de la montaña(…) tomó lápiz y papel, entre dormido y despierto, y con asombrosa facilidad como si estuviera copiando algo que ya se sabía de memoria, trazó a grandes rasgos la melodía de Conticinio”.

Conticinio significa la hora más silenciosa de la noche. Antonio Sánchez Carrillo recuerda que fue en 1955 cuando fue considerado el mejor vals venezolano.

Desde Ilan Chester hasta la Orquesta Sinfónica de Venezuela han interpretado este tema que ha recorrido el mundo y le valió el respeto mundial al trujillano.

Sus reconocimientos

Niños de la escuela de música Laudelino Mejías
Foto: Entorno Inteligente.

En su extensa carrera musical donde compuso más de 300 piezas. Laudelino Mejías logró el reconocimiento de la crítica y el que sus obras sigan sonando hoy en día.

Recibió el premio “Alma de mi Pueblo” y el “Himno a la Victoria”, “Lira de Plata”, “Medalla de Oro de la Casa de los Andes”, el Doctor Honoris Causa de la Academia de Roma, escuelas de educación primaria y de música llevan su nombre.

Murió en Caracas el 30 de noviembre de 1963 a los 70 años de edad.

Trujillo Digital TV

Loading...