Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
.
.

Hebert Lobo: Por primera vez, vi la televisión a color y fue una cosa deslumbrante

Foto: Prensa ULA.

Desde la ciudad de los caballeros llegó a Trujillo para convertirla en su casa y hasta ser Vicerrector del Núcleo Universitario Rafael Rangel de ULA. El Dr. Hebert Lobo dio a conocer su personalidad en esta segunda edición de Interviú en Trujillo Digital

En la entrada del edificio donde reside, nos esperaba la máxima autoridad del NURR, el Dr. Hebert Lobo, junto a su hija menor, Ana Victoria. Saluda y de inmediato subimos hasta su departamento. 

Al llegar nos invita a pasar y vemos a su penúltimo hijo, Cesar Elías, quien saluda y cuenta mientras tomamos asiento, que está realizando unas divisiones que su mamá, Ana Carolina, le colocó como tarea para luego jugar en la tablet y tener wifi. La mesa estaba cubierta de fotografías de Francia, España, Colombia y otros paisajes del mundo.

Lobo, inicia conversando sobre su origen. Nos dice que nació en la ciudad de Mérida el 13 de febrero de 1961, en la antigua maternidad que quedaba en lo que es actualmente CAMIULA, y que es uno de los primeros hijos nacido en la capital merideña.  

-¿Quiénes fueron sus padres?

“Mis padres nacieron en los pueblos del sur de Mérida, exactamente en San José de Acequias. Mi papá se llamaba Ramón Elías y mi mamá María Trinidad, todos le decíamos “Trina”. Ambos de origen campesino. Ellos muy jóvenes tomaron la decisión de vivir juntos. Mi mamá apenas tenía 15 años cuando tuvo a mi hermana Flor María y mi papá buscó una actividad que le permitiera atender la carga familiar. Al principio viajaba en mulas y burros desde San José hasta la urbe más cercana, para esa época era Ejido. La vocación de mi padre era el comercio. fue bueno para eso y muy honesto, valor que nos sembró desde pequeño, la honestidad. Luego logró montar una empaquetadora de café, donde le fue bien empaquetando un café que se llamaba “Café La Andina”, que por cierto era muy buen café. Los mercados de Mérida lo buscaban ya que era artesanal, y por esa razón debía competir con las otras empresas cafetaleras del país. Por su parte, Mi mamá llego hasta sexto grado pero luego empeñada en superarse hizo un curso de enfermería, se graduó y fue la primera enfermera de San José, era muy entregada a su pueblo y a su gente”.

Lobo, contaba que ellos cumplieron su misión en la tierra, que era verlos formados y graduados a cada uno de ellos. La señora María Trinidad, murió en el 2008 afectada por alzhéimer con 80 años, y el señor Ramón en el año 2013.

-¿Cuántos hermanos tienes?

“Mamá tuvo 9 hijos, quedamos 8 hermanos: Flor María, Zoraida, Evalina, Homero, Alba del Rosario, Sandra, Rocío Elena y mi hermana Anairis que murió muy pequeña de Difteria, una enfermedad que en ese entonces arrasaba con los niños y no había tanto avance para curarlo. Siempre la recordamos. Mis padres tenían un ciclo para tener hijos, cada dos años mi mamá daba a luz. La diferencia entre nosotros es de dos años, excepto entre Evalina y Alba, entre ellas estuvo Anairis. Yo fui el segundo y último varón de mi mamá”.

Hábleme de su infancia.

“Cuando nací, mi familia ya vivía en Mérida, en un sector muy conocido llamado Belén. Mi infancia fue bonita y alegre. Estuvo muy marcada por mis padres, como te dije papá era comerciante empaquetaba café, sal, especies y yo combinaba mis estudios con esas actividades. Trabaja con él. Los empaques de especies y cominos eran míos, y cuando él hacia su recorrido para vender, aprovechaba y ofrecía mis productos. Por otra parte, mi papá era muy rígido y disciplinado”.

-¿Se portaba mal el niño Hebert?

“Claro, como todo niño que tenía sus episodios. No faltó que me dieran una pela de las que acostumbraban antes (Risas). No era fácil de librarse de unos correazos si uno no lo hacía del todo bien”, contaba el profesor mientras reía.

-¿Qué anécdotas recuerda de su infancia?

“Son muchas. Cuando tenía 9 años, por primera vez, vi la televisión a color y fue una cosa deslumbrante. Lo primero que vimos en ella fue el mundial de México 70. Era algo muy distinto a lo que conocíamos, se lograba distinguir a los jugadores en la pantalla con sus camisetas coloridas”, expresó el profesor con la mirada hacia el recuerdo.

“Otra anécdota que también vi por televisión, junto a mi familia, fue cuando el hombre llegó a la luna que por cierto mi mamá me disfrazó de astronauta en uno de mis cumpleaños ya que siempre coincide con los carnavales. No me puedo quejar de mi niñez”.

-¿Practicabas algún deporte?

“Si, jugaba al fútbol en Mérida con amigos, las llamadas caimaneras. También practiqué béisbol. Jugué en la liga junior, aunque no era muy bueno”.

-Todo niño toma un modelo a seguir ¿Qué quería ser el niño Hebert Elías cuando fuera grande?

“Astronauta. También quería ser futbolista por las cosas que logre ver de Pelé, Tostão y Jairzinho con la selección de Brasil, en el mundial de México 70”, narraba con gran animo.

Foto: Trujillo Digital.

-¿Dónde estudió la primaria?

“Estudie en una escuelita que ya no existe, se llamaba “Eloy Paredes” que quedaba en Belén, a cuatro cuadras de mi casa y me iba con mis hermanos a pie. Estudié allí del primero al sexto grado. En ese tiempo no se hacia el preescolar, con tan solo 5 años inicié a estudiar. Recuerdo que el primer día de clases iba agarrado del pantalón de mi mamá. Estaba la maestra, me dejó con ella y se fue. Creo que ese fue el peor día de mi vida”. (risas)

Hábleme del bachillerato.

“Habían dos etapas, el ciclo básico y diversificado. El básico lo estudié en el liceo “Alberto Carnevali”. Yo era muy rebelde. Una de las cosas que me pasó ahí fue que me encontraron fumando, me expulsaron por tres días y no sabía cómo llegar a la casa y de paso decirle a mi mamá que tenía que ir hasta el colegio. Ahí también fue mi primer encuentro con la Física en tercer año como ocurre actualmente. Desde ese momento tuve una preferencia por la Física y las Matemáticas. El diversificado lo hice en el liceo “Libertador”, para el entonces era el liceo más grande de Mérida y era uno de los pocos que tenía el ciclo diversificado. En 5to año tuve la primera comunicación con la política, era un liceo donde se discutía mucho la política del país. Además que Mérida cuenta con la universidad que es una escuela de política para nosotros”.

Vida universitaria.

“En primera instancia yo pensé estudiar Ingeniería Eléctrica. Me fascina la electricidad, la tecnología. Decidí estudiar en Trujillo, las razones eran sencillas, en Mérida había más aspirantes para ingresar a la universidad y los cupos que disponía eran pocos. En el NURR ya daban los ciclos básicos de Ingeniería y el que quería estudiar aquí entraba de una vez, no tenía tanta demanda. Llegue a Trujillo en 1977, el Vicerrector del NURR en ese momento era Isidro Suárez. Apenas tenía cinco años de haber sido fundada la extensión. En 1979 me incorporo a la Juventud Socialista del MAS que estaba formada en el núcleo”.

-¿Por qué comenzó por eléctrica y luego estudió Ingeniería Civil?

Estando en el primer semestre yo sufrí un accidente viajando para Mérida con una de mis hermanas, tuve una fractura en el femur, me realizaron tres operaciones, una de ellas no salió del todo bien, guardé reposo y perdí casi dos años. Cuando me voy a reincorporar a los estudios, una de mis hermanas se casa con un Ingeniero Civil, Francescoli, y conversando con él me convence de estudiar Ingeniería Civil, diciéndome que nunca un Ingeniero Civil iba a dejar de hacer obras como: vías, puentes, edificios, entre otras obras civiles, y realizo el cambio. Aunque el básico era igual para todas las Ingenierías”.

Regreso a Mérida.

Terminé el ciclo básico aquí y regreso a Mérida para terminar la carrera. Cuando llego, ya vinculado con el movimiento estudiantil, me dicen que si quería ser candidato al Consejo Universitario. Yo, un muchacho sin experiencia política, realmente no tenia ningún contacto con Mérida. Me proponen que lo haga y el eslogan de la campaña era “Hebert Lobo, un estudiante de verdad”. Competí contra líderes que tenían hasta diez años en la universidad, pero fui electo con la mayor votación en el año 1980. Era Rector el profesor José Mendoza Angulo y cinco años más tarde me gradué”.

-¿Cuántas veces se ha casado?

“Yo me he casado pocas veces, solamente tres (Risas). En ellos he tenido muchos hijos bellos y hermosos. En la primera ocasión me case con Zoraida Quintero, tuvimos tres hijos. El primero Juan Elías de 30 años, Ingeniero Mecánico. María José que está por graduarse de médico cirujano en la ULA y José Manuel que se gradúa este año de Ingeniero Mecánico. Me case por segunda vez con Vinilitza Duran, de ese matrimonio nació una niña hermosa llamada, Eliza Gabriela Viviana, que tiene 16 años y a finales del 2017 ingresará a la carrera de Medicina. También tuvimos a Hebert Elías Ramón, un ángel que tenemos en el cielo. Él apenas tuvo con nosotros seis meses, pero nos dio durante ese tiempo la oportunidad de conocer de cerca lo que es una criatura de Dios. Era un bebé hermoso, precioso al que le dije a la hora de enterrarlo que nunca, pero nunca lo vamos a olvidar. En ese momento entendí a mis padres ya que pasaron por eso”, contaba Hebert con sus ojos aguados.

“Mucho más tarde me casé con Ana Carolina Pacheco, tenemos a Cesar Elías que tiene 9 años. Está en 4to grado. Es un niño precioso, inteligente, sumamente parecido a mí en su comportamiento. Pasaron los años y sin esperarlo realmente hemos tenido una bebé, la última totalmente (risas), que se llama Ana Victoria Trinidad. Apenas va cumplir en marzo dos años”.

-¿Ejerce su profesión?

“Uno nunca deja de ejercer la profesión. Soy Profesor de dedicación exclusiva en la universidad desde 1986. Trabajo en el área de la Física pura. No tenía razones para ejercer mi carrera, pero eso no quita que muchas personas me pidan un favor relacionado. Que les revise un plano, o que les saque un cálculo. Son cosas que los Ingenieros civiles resolvemos por nuestros conocimientos. Hay que destacar que en el año 90 salí en condición de servicio por la universidad. Me llaman y me proponen ser contralor y tuve que crear la Contraloría Municipal de Trujillo que se encargaba de las actividades del municipio. También del control de ingeniería y planificación urbana, es decir tenía que hacer ejercicio de la profesión donde estuve cuatro años. Después me propusieron la Dirección de Servicio de Vialidad Agrícola del estado Trujillo, nuevamente la universidad me envía de servicio para ejercer el cargo y me tocó recorrer todas las zonas rurales del estado. Luego fui Presidente de la Corporación de Desarrollo del estado Trujillo (CorpoTrujillo), que ya desapareció. Allí el tema ya no era las carreteras, sino los proyectos de desarrollo que también involucran al campo. Se desarrollaron varios proyectos de sistemas de riego”.

Foto: Trujillo Digital.

El merideño, siguió preparándose academicamente. A parte de ser Ingeniero Civil, es Magíster en Ciencias Aplicadas y en el 2003 terminó su Doctorado en Educación.
   
-Sabemos que pertenece al Grupo de Investigación Científica y de la Enseñanza de la Física (GRINCEF) del NURR ¿Qué tratan ustedes con la academia? 

“Después de todo ese período de servicio, me reincorporo y veo que la universidad está divorciada con lo externo, es decir con la comunidad. Me planteo junto con los demás profesores del área de Física, crear un grupo de investigación que permitiera indagar acerca de la realidad de la gente. Nosotros en el área tenemos a cargo una carrera que es la Licenciatura de Educación mención Física y Matemáticas. Entonces nace el GRINCEF para abordar la investigación de la Física en el punto de vista de la ciencia, pero también desde la enseñanza. Fue formado en el año 2000, por los profesores: Jesús Rosario, Jesús Briceño, Manuel Villareal, Gladys Gutierrez, el Profesor Francisco Pineda que ya no labora en el NURR, y mi persona. Comenzamos a hacer cosas para impactar y mejorar  la enseñanza de la Física en las escuelas, liceos y universidades del estado Trujillo. Nuestro primer proyecto se llamó “Así se mueven las cosas”, una experiencia muy buena con altos y bajos que nos enseñó a todos, arrojando resultados positivos y desde ese momento comenzamos a diseñar proyectos".

-En el año 2002 la Dra. Gladys Gutiérrez, fue Vicerrectora del NURR por dos periodos consecutivos. Usted fue Coordinador de la Secretaria del Vicerrectorado para ese entonces ¿Cómo fue esa experiencia?

"Tome el cargo en el 2003. Dos años en el primer periodo y tres años en el segundo. Una experiencia complicada y difícil. En este cargo se puede vivir momentos de presión por parte de grupos estudiantiles por la base política que traen. Son cosas que debemos asumir y traspasan la línea, es decir, una persona que se coloque una capucha, una careta para agredir a otro, para destruir un bien de la universidad o peor aun para hacer actos de vandalismos, a mi juicio no es universitario.

Viaje a Francia.

“En el 2014 contacté un laboratorio de ciencia, tecnología, educación y formación en Francia. Les presenté un proyecto y aceptaron ya que se conectaba con un macro proyecto que ellos comenzaron a desarrollar. Tramité todo y me fui en el 2015. Lo malo es que en Venezuela ocurrió todo lo que ya sabemos. El petróleo bajó de manera desmesurada, ya no hubo financiamiento para nadie pero aun así tenía la esperanza en el proyecto ya que era por un año y buena parte me lo iban a financiar allá. El transporte, la vivienda y mi solicitud no era tan abrumadora, no iba a pagar matricula. Estaba trabajando en la Escuela Normal Superior de París (ENS). Al tener dos meses allá me di cuenta que no me iban a responder nada, no hubo manera alguna que CADIVI me aprobara las divisas y con mucha pena tuve que participarles a los del grupo del laboratorio que me tenía que venir a Venezuela, fue muy triste y  tuve que regresar”.

Mientras le preguntamos sobre su regreso al país, el Ingeniero nos ofreció café. Gesto que anunciaba, que está entrevista apenas comenzaba.
 
Foto: Trujillo Digital.

Regreso a Venezuela.

“Me quedaba un año de sabático y decidí seguir trabajando la propuesta del proyecto de investigación que hice en Francia. Estando en eso recibo una llamada y me dicen que la mayoría de los miembros del Consejo de Núcleo quieren saber si acepto la designación como Vicerrector, ya que el anterior decide retirarse del cargo. Les pedí que me dejaran pensarlo, no estaba en mis planes eso. Al tiempo acepté, y me juramentan en junio del año pasado”.


Hebert Lobo, en su juramentación como Vicerrector del NURR, junto al Rector Mario Bonucci. Foto: Prensa nurr.

-Con pocos días de haber sido juramentado como máxima autoridad del NURR, colegas suyos en el área académica como Juan Barreto y Eduardo Martínez, realizaron una campaña por las aulas de clases, diciendo que usted no era Vicerrector legítimamente ¿Cuál es su opinión al respecto?

“Yo respeto la opinión de todos los universitarios, no significa que la comparto, pero si la respeto. En las universidades venezolanas desafortunadamente está trancado el juego en relación a las elecciones de las autoridades. El TSJ suspendió las elecciones en todas las universidades. Ahora cual era el nombramiento de los profesores que tu mencionaste e hicieron eso en público, que no se había consultado a la Asamblea de Núcleo y más aun que no se había hecho elecciones, cosa que ya es imposible por estar paralizadas. Nos acusaron de manera injusta y digo esto porque yo no llegue buscando cargos. A mi me llamaron a cumplir una tarea cosa que hemos venido haciendo y a la final, la Asamblea de Núcleo se reunió y pronunció que estaba de acuerdo con mi designación”.

-¿En qué situación encontró la universidad?

“En el 2016 el gobierno nacional aprobó apenas para la ULA, cuatro meses de presupuesto. Yo llegué en el mes de junio, es decir ya no había presupuesto, es más ya tenía un mes sin presupuesto. Llegue en la peor época de la universidad. La encontré con problemas de todo tipo. Lo primero que le pregunte al antigüo Vicerrector fue ¿Cuánto es nuestra matricula estudiantil?. Me encontré con una sorpresa muy mala, asumimos el vicerrectorado con una matrícula que ni llegaba a los 3.800 estudiantes. Eso me choco porque cuando yo me fui del vicerrectorado con la Profesora Gladys en el 2008, la matricula rosaba los 8.000. Otro problema es que no hay jardines, ni flores. No hay filtros donde un estudiante pueda tomar agua. Los que venden alimentos son de muy baja calidad. La calidad del servicio de comedor era horrible. Falta de unidades de transporte. La universidad se había convertido en una odisea para cualquier estudiante”.

Foto: Trujillo Digital.

-¿Qué ha solucionado en estos seis meses?

“En el tema del comedor, afortunadamente la licitación de la antigua empresa se les venció y fue sustituida. Arrancamos el año con una nueva empresa que ha mostrado interés de hacer las cosas bien. Con relación al transporte, hemos hecho el intento del arreglo de unidades. Los cauchos y baterías que utilizan estos, no son comunes y corrientes, cuesta mucho encontrarlos. Al Gobernador del estado le planteamos este punto en una reunión, que a través de la misión transporte tuviésemos ayuda. Creo que lo hemos logrado, ellos prometieron que a partir del mes de febrero nos darán cauchos y baterías”.

Objetivos como Vicerrector.

“Recuperar la universidad, resolver los problemas. Darle comodidades al estudiante para que les provoque estudiar en el núcleo. Ser la dependencia más grande de la ULA. Mejorar los espacios de estudio. Recuperar las unidades de transporte y crear más rutas hacia otros municipios del estado. Vamos a tratar de recuperar autobuses pequeños para las prácticas de campo en la finca "El Reto" que es de la universidad. Visitar los colegios y liceos de los sitios más recónditos del estado para que conozcan lo que ofrece el NURR y vean que vale la pena estudiar en esta universidad. Pero el esfuerzo más grande que se ha hecho es en las instalaciones de las distintas extensiones en ciudades del estado. Valera ya tiene un espacio aledaño al palacio municipal, donde será la sede del NURR. Comenzaremos con dos carreras de pregrado, la Licenciatura de Contaduría Pública y la Licenciatura en Administración. Veremos si este año ponemos a funcionar la extensión de Boconó con varios convenios que estamos logrando, aspiramos aperturarla con dos carreras de pregrado, Ingeniería de la Producción en agroecosistemas y la Licenciatura en Educación mención Agraria y Comunitaria".

-En el mandato con la Profesora Gladys Gutiérrez, iniciaron la construcción de la biblioteca pública del estado y la capilla universitaria ¿Logrará culminarlas en su periodo?

“Si claro, la biblioteca es una obra de gran inversión. Logramos que se asignaran 24 millones. En la reunión que sostuvimos con el Gobernador Rangel Silva se habló del tema y se comprometió que para este año dará 50 millones de bolívares, es decir con los 24 nuestros y con los 50, estaríamos cerca de poner en funcionamiento la última planta. No puedo asegurarlo por los índices de inflación en Venezuela que son cada vez más altos, pero vamos avanzando. La capilla es una obra de los feligreses, no es de la universidad. Cedieron los espacios y la tengo muy cerca de mi corazón. Es uno de los compromisos más serios que tengo ya que se inicio en la gestión de Gladys".

-En los últimos años la inseguridad ha dicho presente en la villa universitaria ¿Cómo ataca ese problema?

“Recuperaremos la cerca perimetral. Vamos a hacer una cerca viva, verde con plantas de limonsillo y trinitarias que brindará protección y al mismo tiempo nos va a garantizar un paisaje más agradable”.

-¿Cómo es su relación con los movimientos estudiantiles?

“Es buena, les hemos dicho nuestra decisión de trabajar con ellos en cualquier proyecto académico, deportivo, cultural y político en defensa de sus derechos, o cualquier clase de iniciativa que tengan, siempre y cuando que se haga respetando la opinión de los demás, sin agredir, ni destruir propiedades de la universidad. Y con la condición que ellos saben que yo propongo, que es verles la cara. Con los únicos que no discuto, y no hablo ninguna clase de tema son con los encapuchados. Me parece que es un mecanismo para intimidar, y si andan armados tienen el propósito de delinquir”.

-El estudiante común, y algunos movimientos han manifestado que hay ladrones y mafias estudiando en la universidad ¿Las hay?

“No sé si los habrá, no los he visto. Si los veo, tendría que actuar. Ya que me los pones en esos términos, la gente seguro dirá “Bueno porque no los elimina”, yo creo que eso se puede hacer, pero para lograrlo hay que actuar de manera mancomunada. Nosotros permanentemente estamos conversando con los estudiantes y hemos planteado la necesidad que esas prácticas de capucha terminen, porque no benefician al movimiento estudiantil ni a la imagen de la universidad". 

-A parte de lo material, ¿Qué necesita el NURR?

“Sentido de pertenencia. Tener un sentimiento profundo por la tradición y lo que es la Universidad de Los Andes”.

Posición Política Actual.

“Mi posición política es que Venezuela se merece mucho más de lo que tiene. Es un país que lo tiene todo. Recursos y materiales humanos para ser mejor".

Foto: Trujillo Digital.

-¿Opositor a este gobierno?

“A este gobierno y cualquiera que no haga nada por encontrar los caminos que todos aspiramos. Que dé calidad de vida y conviertan un país de emprendedores y no de pedigüeños”.

-¿Qué le parece el nuevo Ministro de Educación Universitaria y Tecnología, Hugbel Roa? Que por cierto es Trujillano y egresado de la ULA.

Yo debería poner una fe en eso, alguna esperanza ya que quien estudió en la ULA, construye un vinculo que nunca se rompe. Creo en eso y no lo voy a juzgar hasta que lo vea actuar porque tal vez me equivoque. Si me toca reunirme con él, me reúno. Si me toca plantearle lo que la universidad requiere lo hago. Ahora él se graduó en esta universidad al  igual que el actual vicepresidente de la república, Tareck El Aissami, que fue presidente de la Federación de Centros Universitarios de la ULA (FCU) y Roa estaba en la directiva para ese momento. Es decir esos vínculos que yo digo que son inquebrantables deberían servir en esta época tan dura que vive la universidad”.

-Actualmente ¿Pertenece a un partido político?

“Ahorita no, anteriormente fui dirigente del MAS, después resolví no militar en ningún otro partido. Mi partido es la universidad”.

-¿Simpatizó alguna vez con el gobierno?

“Con el de Maduro no, con el del fallecido Hugo Chávez sí. Mi salida del MAS tuvo que ver con el apoyo brindado a Hugo Chávez”.

-¿Qué opina de la crisis que vive el país?

“Luce muy grave, muy dura pero no es irreversible. Esta crisis la provoca un modelo económico social inviable, basado por los ingresos de la renta petrolera que tiene Venezuela. Su distribución de la menor manera posible que fue regalándola, y entregándola a proyectos que nadie responde”.

-¿Cuál sería la solución?

“Este es un país que tiene los recursos, potencialmente tiene además una población relativamente pequeña pero que está bien formada y preparada. Debemos crear las condiciones para producir, se tiene que entender que la empresa privada, el emprendimiento son fundamentales en esta etapa”.

-¿Qué le gusta a Hebert Lobo?

“Me encanta leer, me gusta mucho también ver películas. Estar con mis hijos. Ver deportes”.

-¿Qué no le gusta?

“La falta de compromiso y sinceridad. Algo que detesto es la intolerancia. Me molesta cuando alguien trata de explotar una diferencia que tenga una persona porque sea homosexual, el color de su piel, o por cualquier otra. Esas son las cosas por la que precisamente la humanidad no ha logrado todos los propósitos de religión, doctrinas políticas y todos los grandes proyectos por el simple hecho de darle más importancia a las diferencias”.

Foto: Trujillo Digital.

-¿A qué países ha viajado?

“Colombia, España, Francia e Italia”.

-¿Comida que le gusta?

“La italiana, la francesa, la china y la venezolana. Aunque como de todo”.

-¿Libro favorito?

“El primer libro que yo leí fue la Iliada de Homero, me capturo, era un cuento de guerra para mí. Pero mi libro favorito es Don quijote de la mancha de Miguel de Cervantes”.

-¿Palabra con la que se define?

“Venezolano”.

-¿Virtud?

“Es hasta pedante decirlo, pero creo que soy inteligente”.

-¿Defecto?

“Conversar mucho”.

-¿Qué religión sigue?

“A la católica”.

-¿Frase con la que se identifica?

No tengas miedo, despierta Juventud, de San Juan Pablo Segundo”.

-¿Equipo que sigue en la liga del béisbol venezolano?

“Tiburones de La Guaira”.

-¿Equipo de fútbol?

“Estudiantes Mérida, ULA F.C, Trujillanos F.C, a la selección de Venezuela y Brasil. Esta última por lo que marcó en el mundial de México 70”.

-¿Alguna frustración?

“No haber podido culminar la investigación en Francia”.

-¿Alguna meta en su vida?

“Recorrer Europa e ir a tierra santa”.

-¿Dónde se ve dentro de 10 años?

“Jubilado (risas). Donde esté mi familia, te digo de verdad que aquí en Venezuela, que no tengamos que irnos”.

Mensaje.

“No podemos declinar, nadie nos puede quitar la posibilidad de salir de esto. Vamos a hacerlo por el camino constitucional, pacifico, electoral. Nos podemos volver a equivocar, vamos a tratar de no hacerlo. Debemos poner más cuidado a la hora de elegir. No hay que perder el deseo de hacerlo y continuar hacia adelante”.

Trujillo Digital TV

Loading...