Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
Publicidad
.

Publicidad

LVBP Playoffs: La final será un nido de aves

Gráficas: Prensa LVBP

Águilas del Zulia y Cardenales de Lara son los dos finalistas que disputarán la serie que otorga el campeonato de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Las novenas vencieron en semifinales a Caribes y Tiburones.

El martes se decidió todo. Solo cinco juegos fueron suficientes en cada una de las series de semifinales para conocer a las instituciones que pelearán por el título de campeón en la final de la LVBP, y ganarse el cupo de participación en la Serie del Caribe 2017.

Uno se hizo “El Grande” en casa y el otro clasificó en carretera. Águilas, comenzó la serie frente a Caribes en Anzoátegui. En suelo oriental dividieron honores, pues en par de juegos cada novena ganó uno. Luego de un día de descanso, las jornadas se trasladaron al Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo donde Caribes estaba obligado a ganar, al menos un compromiso, de los tres a disputarse para que la serie retornase a Anzoátegui.

El equipo de oriente no tuvo suerte y terminó cayendo en los tres encuentros; lo que le otorgó a los locales el cupo a la final del campeonato, tras imponerse en la serie 4-1. Y se dieron el lujo de celebrar el pase ante su afición.


Para Cardenales la historia transcurrió distinta, pero el resultado fue el mismo. El equipo de Lara inició en casa los enfrentamientos vs Tiburones de La Guaira, en donde la serie de dos juegos dejó saldo de una victoria por lado. Con el duelo igualado en 1-1, la serie se mudó a Caracas. Si Tiburones quería, no solo clasificar sino hacerlo frente a sus seguidores, debía ganar la seguidilla de tres partidos en el “Universitario”.

A Cardenales le bastaría ganar uno para asegurar el regreso de los juegos a Barquisimeto.

Lara ganó el primero en Caracas, el segundo, y también el tercero. No le dejaron oxigeno a Tiburones. El equipo de Ozzie Guillén no pudo reaccionar ante el buen juego de “Los pájaros rojos”.

Los dirigidos por Luis Dorante comenzarán la final en casa. Haber sido primeros en la ronda regular les ha generado la ventaja de iniciar como locales todas las series de playoffs.

No más sequía

Desde la temporada 2012-2013, Cardenales de Lara no pisaba una final de la LVBP. En esa oportunidad fueron derrotados por Navegantes del Magallanes, y quedaron a solo un paso del ansiado título.

La última vez que Cardenales se consagró campeón de la pelota criolla fue en la zafra 2000-2001. Década y media ha transcurrido desde aquel entonces. “Los pájaros rojos” han esperado 15 años para levantar otro galardón y no quieren que se siga alargando esa espera.

Águilas del Zulia, también ha estado alejado de los títulos durante los últimos años. De hecho, el equipo “rapaz” no avanza a una final desde hace 17 años. En esa ocasión lograron imponerse como campeones, pero luego se les perdió el mapa que conduce a la consecución del título. Esta temporada parecen haberlo encontrado.

Sean Águilas o Cardenales, el trofeo de la LVBP estará en las manos de una institución que lo extraña desde hace 15 o más temporadas.

El número 10


El famoso “número 10” es muy importante en el fútbol, quizás es el jugador de mayor relevancia dentro del terreno de juego. En el béisbol un Line-up lo conforman 9 jugadores; el número 10 vendría siendo en este caso: La afición.

Ese fanático que día a día apoya a su equipo merece ser considerado como una pieza más dentro del juego. Y en los duelos decisivos de Águilas y Cardenales, el jugador “10” dijo presente.

Zulia se clasificó en casa, jugando en el estadio de Maracaibo, y sus seguidores le supieron responder al registrar la mejor entrada a un juego de LVBP en esta temporada.

20.772 personas presenciaron la victoria del equipo “rapaz” en el quinto juego y 55.060 aficionados fue la entrada general de los 3 partidos de semifinal disputados en el Luis Aparicio “El Grande”.

Lara obtuvo su cupo a la final en Caracas, sin embargo eso no fue impedimento para que sus fanáticos dijeran “¡presente!” en la clasificación de su equipo. En el quinto juego, una parte de las gradas del “Universitario” se tiñó de rojo. Y ese pequeño nido cardenal tuvo la dicha de festejar el vuelo de sus pájaros a la final.



El tinte trujillano


Con la eliminación de Bravos de Margarita, José Osuna fue el primer jugador trujillano en quedar eliminado esta temporada, sin embargo su trabajo ofensivo fue de vital importancia para el equipo isleño.

Con promedio de .279 y 222 turnos al bate, Osuna fue el jugador de Bravos que más veces se paró en el plato. Fue el segundo bateador en conectar más hits (solo por detrás de Breyvic Valera, MVP de esta temporada). Además, lideró en dobles con 15 extrabases. Conectó 3 jonrones, anotó 22 carreras e impulso 30. Por si fuera poco, se acreditó la distinción de “Jugador de la semana” en la cuarta jornada.

Leonel Campos y José Pirela continúan en competencia con Águilas del Zulia, y seguramente serán piezas clave en la final, como lo han venido siendo desde su incorporación al roster.

Campos, fue importante en el tercer juego de la semifinal (victoria zuliana 3-2). Su labor de 1.2 inning fue perfecta, rescató la séptima entrada y se lució en la octava.

Para el cuarto desafío Águilas no contó con su cerrador, Silvino Bracho, y fue Leonel Campos el encargado de cerrar el juego. Sin problemas, el de Trujillo realizó los 3 outs para darle la victoria al Zulia y acreditarse el primer salvado de la campaña.

José Pirela fue esencial en ofensiva. En el primer juego, en Maracaibo, su roletazo produjo un error en la defensiva de Caribes que culminó con la primera anotación aguilucha. En la cuarta entrada, Pirela conectó un doble productor que colocó cifras definitivas al encuentro.

En el segundo juego disputado en el Luis Aparicio “El Grande”, Pirela volvió a ser figura ofensiva con un imparable en el primer inning que produjo la apertura del marcador; además pisó el home para anotar una rayita en ese mismo episodio.

En el octavo inning “El águila negra” nuevamente fue el encargado de poner cifras definitivas, esta vez con un cuadrangular que sirvió para que el equipo zuliano ganara 5-2.

La única carrera del juego decisivo entre Águilas y Caribes fue anotada por Pirela. El trujillano fue importante en los 3 juegos del Zulia como local. Su buen rendimiento ofensivo hizo que rompiera récords en la institución zuliana.

José Pirela se convirtió en el segundo jugador aguilucho más hits en postemporada al superar a Orlando Muñoz que se quedó en 86 y está al asecho del líder, Carlos Quintana, quien cuenta con 92 imparables. El de Trujillo cerró su registro con 87 hits.


Trujillo Digital TV

Loading...