Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
.
.

7 heridos y muchos destrozos dejaron enfrentamientos en Trujillo



Colectivos y estudiantes se enfrentaron en distintos lugares del estado Trujillo. Dos heridos por armas de fuego, entre ellos el joven Alberto Hernández. Dos carros y dos motos fueron incendiados. También usuarios reportaron robos por motorizados encapuchados. Hasta ahora no hay pronunciamiento oficial.

Un pueblo sin ley. Así estuvo Trujillo, Pampanito y Valera producto de los enfrentamientos entre colectivos armados y manifestantes que exigían respeto a la autonomía universitaria y la destitución de los magistrados del TSJ.

Desde muy temprano comenzaron las acciones fuera de la ley cuando motorizados encapuchados acusados de ser colectivos armados del oficialismo atacaron un bus de la Universidad de Los Andes con estudiantes, profesores y personal obrero.

El ataque al bus de la ULA


Sebastian Contreras dijo para Trujillo Digital que los colectivos emboscaron el bus llegando al punto de concentración. El chofer aceleró pero el congestionamiento vial no permitía un avance.

Los colectivos dañaron los vidrios de la unidad lanzándole piedras. Estudiantes comenzaron a salir presos del pánico del bus. Contreras dijo que los colectivos atacaron con cauchera a un estudiante que se escondió en una farmacia, mientras robó las pertenencias de uno y atacó a otros.

Andrés Pérez dirigente del Movimiento 20 acusó a colectivos armados de amedrentar y amenazar a estudiantes. “Amenazaron a nuestra compañera y luchadora del movimiento Paola Arandia diciéndole que sabían dónde vivía”.

Motorizados desafiantes


La actitud desafiante de los colectivos no detuvo a los trabajadores de la Universidad de Los Andes, quienes gritaban consignas. Uno de los encapuchados lanzó un objeto contundente mientras que otro llevaba lo que parece un arma larga.

Teo Lara acompañó el video con el siguiente mensaje “Malandros de Rangel Silva atacan al NURR”.




Estas acciones ocurrían mientras se celebraba un foro sobre el rompimiento del hilo constitucional en Venezuela con estudiantes, sociedad civil y políticos entre quienes destacaban Conrado Pérez Linares, Marcos Montilla, Nadia Karkom, entre otros.

La marcha contra el miedo


En horas de la tarde estudiantes acompañados de los diputados Conrado Pérez Linares y Emilio Fajardo caminaron por las calles de Trujillo exigiendo el respeto a la constitución y la autonomía universitaria.

Los manifestantes llegaron a la Gobernación de Trujillo donde fueron recibidos por un cordón policial y el Secretario de Gobierno Edgar Barreto.

Pérez Linares dijo en su Twitter:


La marcha siguió su rumbo hasta el terminal de Trujillo.

El ataque a la ULA



Mientras bajaba la marcha desde el Núcleo Carmona hasta el terminal, en Pampanito, en el Núcleo Rafael Rangel, estudiantes fueron cercados por motorizados encapuchados a los que acusaron de colectivos armados.

El terror atrapó a los estudiantes que intentaban salir por la ventanas y salidas alternas del comedor universitario.

En la zona de la Villa Universitaria hubo un enfrentamiento entre ambos bandos.

Los destrozos del Murachí



En la avenida Bolívar a la altura de las emblemáticas torres del Murachí, manifestantes trancaron incendiando cauchos y basura exigiendo la destitución de los magistrados del TSJ.

Motorizados encapuchados llegaron disparando contra los presentes. Dos personas resultaron heridas por arma de fuego y fueron llevados de emergencia al Hospital Juan Montezuma Ginari de La Beatriz.

Una moto fue incendiada al igual que el automóvil del dirigente de Primero Justicia Carlos Parra. Vecinos gritaban consignas en contra de los encapuchados que estuvieron un largo tiempo en el sitio.

El diputado Pérez Linares y otros dirigentes se encontraban atrapados entre los edificios.

Una imagen que se ha vuelto viral muestra a efectivos  policiales muy cerca de los encapuchados lo que ha generado una ola de rechazo entre usuarios de redes sociales.



Escalada de violencia



La situación violenta registrada en los últimos días no contrasta con la vivida en toda Venezuela. En total siete personas resultaron heridas, dos de ellas por armas de fuego.

Dos automóviles fueron incendiados, al igual que dos motos. El bus de la ULA fue destrozado y muchos usuarios reportaron a Trujillo Digital robos y ataques en las adyacencias del Murachí y el sector Carmona de Trujillo por motorizados encapuchados.

Hasta ahora no hay pronunciamiento oficial por lo ocurrido.

Trujillo Digital TV

Loading...