Deportes

[deportes][slideshow]

Cultura

[Cultura][btop]
Publicidad
.

Publicidad

Transportistas boconeses se niegan llevar sus vehículos a Valera para poder comprar cauchos



 
Los transportistas exigen a Fontur hagan una exepción con Boconó y los dejen viajar en grupo. Gráficas: Karley Durán.
23 líneas de transporte en Boconó serán beneficiadas con la venta de cauchos, unas con cuatro y otras con seis, en el programa cielo abierto convenido entre Fontur y Convencaucho, sin embargo los conductores rechazan una de las normativas impuestas por el Estado; la de tener que trasladar sus vehículos a la ciudad de Valera, cuando los mismos no están en buenas condiciones.

Normativas

Carlos Araujo, secretario de Finanzas del Sindicato de Transporte del estado Trujillo, informó que entre las normativas para la compra están: tener los carros operativos, estar afiliados a las organizaciones de transporte, tener la documentación del vehículo en regla y garantizar que el beneficio será para la prestación del servicio.
 
El Sindicato de Transportista de Trujillo entregará un acta.
Los beneficiados serán 122 conductores pero no “es mentira que el 95 % del parque automotor en Trujillo funciona sin condiciones de seguridad”; por lo que se espera que la coordinadora de Fontur, Yohana Cardozo, de respuestas lo antes posible.

Sobre las baterías, Araujo aseguró que llegarán a la Provendría pero no saben cuándo, mientras el problema más agudo son los lubricantes para motor y cajas; cuyos litros en el mercado se consiguen hasta en 60 mil bolívares.
 
Los condutores argumentan que los vehículos no están en condiciones para viajar a Valera.
Consideraciones 

Por su parte, Javier Carrillo, representante del Sindicato en Boconó catalogó de absurda la exigencia de traslado, cuando Fontur revisa mensualmente la condición de las unidades. 

Pablo Hernández, miembro de la Cooperativa Tiscachic, también expresó su inconformidad con esta exigencia, pues la mayoría de las unidades ni siquiera llegarían a Árbol Redondo. Considera la medida una presión para que muchos no puedan viajar a comprarlos.

Melquiades Montilla, otro taxista, argumenta que los viajes lejos le producen dolor de piernas, adicionalmente desde hace un año, su carro tiene un bote de aceite y el tren delantero está deteriorado por la mala vialidad.

Trujillo Digital TV

Loading...